Manifa.

¿Pero de qué cojones estás hablando?

Pues es algo complicado de explicar.

Normalmente, cuando dos interlocutores mínimamente formados piensan en Aznar, o en otros políticos populares –o también en personajes afines-, no pierden mucho tiempo en calificarlos, en el mejor de los casos, como oligofrénicos profundos. Su estupidez supina, ineficacia política, clientelismos, sectarismos, etc, etc, es algo que se sobreentiende; algo tan claro que no merece la pena discutir. Este es el error.

El común de los españoles no podrían ser definidos comointerlocutores mínimamente formados. Esa generalidad estadística denominada ciudadano de a pie no tiene la menor idea de cual es la realidad del país. No creo que sea una ignorancia pertinaz y complaciente; nuestro ciudadano habrá realizado un esfuerzo razonable para conocer la realidad en la que vive. 
Aquí nos encontramos con otro problema.

Si nuestra peculiaridad estadística utiliza los medios de comunicación para tratar de desentrañar lo que pasa a su alrededor, encontrará una maraña de intereses enfrentados que acrecentará una desconfianza preliminar hacia la política –todos roban, todos son la misma mierda, etc ,etc-. 
También se enfrentará a un metalenguaje oscuro e intrincado, cuya única finalidad es que desista en su intención de comprender por sí mismo la situación del estado. Pero sin embargo, sufrirá indirecta e indolentemente la marea mediática de cada partido.

En el caso del Partido Popular, especialmente virulenta e irracional últimamente –y no es que hayan sido un ejemplo de madurez democrática desde el 14 de Marzo de 2004-; hemos asistido a como el partido que llamó Pancartero al líder de la oposición, se ha precipitado hacia un populismo tercermundista, panfletario e incendiario. 
Un Partido Popular preso de sus propias mentiras, que de manera autista, maquinal y sistemática ignora cualquier crítica, cualquier debate real, limitándose a repetir la consigna, exacerbando los bajos instintos de los más fanáticos. Un comportamiento irresponsable cuyas consecuencias pueden ser funestas –y ya tenemos a algún tipejo asqueroso y ridículo llamando al golpismo; albergar opiniones así en un país que tiene tan buena opinión intelectual de si mismo, es algo intolerable y vergonzoso-.

Por otra parte, me alegra la manifa de los populares; tanto salir a la calle, tanto ensayar una lucha social por más sui generis que sea, quizá consigan pillarle el punto a esto de la democracia.
Lástima que según parece, la pretendida mayor manifestación de la democracia, vaya a quedarse muy lejos de los millones de españoles que salieron a la calle de forma espontánea, independientemente de su ideología, para gritar su repulsa a la guerra de Irak, y a la guerra en general.
Ni siquiera va a llegar a alguna de las mayores manifestaciones promovidas por la AVT.

Tras siete u ocho convocatorias emboscados tras las siglas de una asociación de víctimas, que más parece un departamento del PP, los Populares se atrevieron pedir a todos los españoles que salieran a la calle en su propio nombre. Pero ni todo el aparato del partido, ni de otras organizaciones amigas; como el Opus, siempre dispuesta a socorrer al prójimo, como buenos cristianos. 
Ni todos esos autobuses tuneados para la ocasión, ni el Lazo Azul arrancado y pervertido a Gesto por la Paz, ni todo eso, ni mucho más, ni nada, en realidad, habría podido compararse con el gesto de rabia unánime de toda una sociedad contra un gobierno inepto, incapaz y mentiroso.

Pero estoy divagando…
Quería analizar, aunque pueda sonar presuntuoso, el contexto alienante que impide al ciudadano de a pie conocer la realidad de su sociedad, y la dificultad de sostener y fundamentar dicho contexto.
Para esta última cuestión tengo dos datos contrapuestos: de un lado tenemos esfuerzos alienantes realmente burdos e incluso infantiles, pero del otro, la evidencia incontrovertible de la asombrosa eficacia de dichos esfuerzos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s