Llévame de paquete en tu Mobylette.

Pensé que tardaría más en remedar el soneto dedicado al mulá Omar -de hecho, hubiera apostado que al final lo habría abandonado en el nebuloso terreno de los propósitos-, pero después del poema sobreJosé Mari, una hemorragia lírica incontenible y exuberante me ha llevado a concluirlo precipitadamente; incluso respetando la rima consonante, que sea un soneto isabelino y que contenga una rima esdrújula.

Al Mulá Omar, dónde quiera que estés (si es que alguna vez has estado en alguna parte)

Cortando el Horizonte su figura
avanza por el desierto borroso,
huyendo en intrépida singladura,
mulá motorizado y borrascoso.

Las centenares de Aerotransportadas
que buscaron la parva mobylette,
sólo hallaron regiones agostadas,
triste final de tamaño sainete.

Por tu elusividad impresionante
protervos sediciosos coligieron,
que no eras sino ficción galopante;
torva artería con la que subvirtieron

la autoridad de este mundo prostíbulo,
enviando la libertad al patíbulo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s