Archivos Mensuales: julio 2009

A Madrid y su Lideresa .

Siguiendo con los efluvios poéticos y estivales que me abruman, en los últimos días he dedicado mi tiempo libre a escribirle unos tercetos a esta ciudad que me acoge, y a su brillante regidora y vigía:

A Madrid y su lideresa (con lujuriosa repugnancia)

Madrid, ciudad trivial y faraónica,
de virtud nacional depositaria,
de franquista resonancia inarmónica.
Perfuman tu atmósfera atrabiliaria
polución y gases contaminantes.
Habitan tu noche prostibularia
noctívagas sombras concomitantes.
Inspiradora Metrópoli artística,
aun con los prosélitos atorrantes
que travisten priapismo con heurística.
Gobiernan esta Arcadia acrisolada,
políticos de ascendencia eucarística
cuya principal conducta calada,
excede alegremente la frontera
de la inmoralidad, y sublimada,
devienen en fenomenal cantera
de una ímproba delincuencia voraz.
Acaudilla a todos ellos, certera
¡martillo de herejes, mujer procaz!
Una rubita arrugada y teñida,
barriobajera y biliosa salaz:
su adjetivación irrumpe aguerrida,
aunque de verbo ande un poco vacía,
reparte concienzuda y desprendida
a diestro, y con furor de ordalía
a siniestro, sin diferir colega
de hórrida sindicalista jauría,
no discriminando entre alfa, u omega.
Esperanza llamada, lideresa
proclamada, incesante en la brega,
torva desreguladora, ¡princesa!

He tenido que cercenar el final, porque atrapado en la dinámica lírica y teniendo en cuenta la mujer de bandera para la que escribía, fui incapaz de eludir su potente influjo sexual. Y no seré yo quién mancille la imagen de nuestra querida lideresa con ripios libidinosos.
Juzguen si no este inverecundo endecasílabo, uno de los arrancados del poema:

mi glande, como Rouco, purpurado

Anuncios

Dividendos.

El año que el milagro económico español del ladrillo devino en ladrillazo –incidiendo la debacle especialmente en los trabajadores-, las principales constructoras españolas han aprobado un dividendo, que sumando sus dos pagos alcanza casi los 700 millones de euros. 
Millonada que se repartirán siete accionistas, a saber: la familia March, los prescritos Albertosel asceta Florentino Pérez, Rafael Del Pino, Esther Koplowitz y José Manuel Entrecanales.

Si tuviera que elegir a uno de ellos, así como en una pelea depokemones, sería a Rafael Del Pino. 
Su empresa, Ferrovial, obtuvo los peores resultados anuales del Ibex 35 –peligrosísima secta satánica-, con unas pérdidas cercanas a los 900 millones, a pesar de lo cuál –o quizá precisamente por ello-, se ha embolsado una extra de verano de 122 millones; para que luego algunas autoridades y medios europeos se escandalicen porque paguen 96 millones de euros por metrosexuales portugueses.
A los méritos empresariales que le hacen acreedor de ésta, o cualesquiera otra gratificación estival, hay que unir el concurso de acreedores de Hábitat. A la que forzó a adquirir, haciendo valer su participación accionarial en la promotora, la deficitaria división inmobiliaria de la constructora por 2000 millones. 
Adquisición que evidentemente fue bendecida por nuestra clarividentebanca, en el alborear de la crisis, mediante un crédito sindicado que, unido al pasivo que arrastraba Habitat, y a la caída del valor de sus activos, los guío con mano firme hacia la quiebra más inapelable.
Lo dicho, 122 millones muy bien ganados.

Ya habrá tiempo a lo largo del año para amortizar estos dividendos, echando a la puta calle a unos cuántos miles de trabajadores; y así de paso converger con los objetivos a corto plazo de la CEOE: llevar a este país hasta un nivel de paro, fraude fiscal y economía sumergida sin parangón en nuestra historia reciente –una historia preñada de estas prácticas-, en una alunada huída hacia delante con el difuso objetivo de desestabilizar al gobierno, y de paso asaltar los cada día más escasos derechos de los trabajadores.

Asistimos a diario, por un lado, a las llamadas de la derecha por la despenalización del despido, la moderación salarial –la del trabajador, claro-, la obligatoriedad de limitar la capacidad de negociación y defensa de nuestros derechos, vía negociación colectiva, etc, etc.
Por otro lado, vemos también a diario qué poco prodiga con el ejemplo esa misma derecha, y uno concluye que la capacidad anestésica del poder oligárquico es inmensa, porque nadie en este país sale a la calle a cortar carreteras, o manifestarse delante de las sedes de las grandes empresas, indicándole claramente las líneas rojas que no les deberíamos dejar traspasar.

Dos breves apuntes sobre otras noticias de actualidad:
Después de leer artículos, entrevistas y opiniones sobre Honduras, en medios tan diversos como CNN, Telesur, Público, El Mundo, El País, etc, etc, hay un par de cosas que tengo claras.
Una es que si hay elecciones libres en Noviembre, ganará el partido que apoye Manuel Zelaya desde el exilio, lo que me hace sospechar que no habrá tales elecciones libres.

La otra es que el golpe y los golpistas han evidenciado lo necesaria que es una nueva constitución para el país centroamericano: parece algo irrazonable que la constitución de un estado democrático no permita al Presidente destituir al Jefe del Estado Mayor, y sí faculte a este último para deponer y exiliar al Presidente.

La otra noticia ha sido la masacre china de este año, en Urumqui. Después de la represión tibetana de la temporada pasada, en ésta llevamos 156 muertos y 816 heridos de la minoría musulmana uigur –cifras reconocidas oficialmente por China-.
Al contrario que con los recientes sucesos en Irán, ningún gobierno del llamado Mundo Libre, y muy pocos de sus medios, han exigido explicaciones a las autoridades Chinas, ni les han amenazado, comercial o militarmente, ni siquiera de forma velada.
Y es que una cosa eran los crímenes contra la humanidad de la China comunista, y otra muy distinta los asuntos internos del nuevo imperio neoliberal.