Archivo de la etiqueta: Ideología

Ideas, no ideología.

«Ideas, no ideología».
Con este eslogan presentaba UPyD, en 2007, su propuesta «revolucionaria» a los españoles.

Este rechazo a la ideología –y a la crítica ideológica– la comparten otros partidos y movimientos sociales; unos la verán como un obstáculo en su intento de reenmarcar las incestuosas relaciones de poder de la oligarquía, o de cooptar el descontento antisistema con el efectivo discurso nacionalista y xenófobo; otros como una herramienta de la vieja política que se interpone en el camino del nuevo orden social, cuasiutópico y de una transversalidad fantasmática.

La apelación a las ideas –también a los valores y a la moral– intenta reformular el debate político dentro del marco conceptual de la democracia liberal capitalista, convertida en realidad objetiva incontrovertible. ¿Y qué es esto sino ideología?

En su acalorada discusión con Chomsky de este verano, Žižek dijo:

[T]his bias is ideology—a set of explicit and implicit, even unspoken, ethico-political and other positions, decision, choices, etc., which predetermine our perception of facts, what we tend to emphasize or to ignore, how we organize facts into a consistent whole of a narrative or a theory. And it is this bias which displays Chomsky’s ideology in selecting and ordering data, what he downplays and what he emphasizes (…)

La ideología es la herramienta con la que interpretamos la realidad, por tanto, la pretensión de su superación no es más que la sublimación del cambio de narrativa.

Este cambio de narrativa está siendo utilizado por la derecha tradicional para enrocar sus inveterados privilegios, su constante acumulación de poder y riqueza, tras conceptos de apariencia objetiva: meritocracia, tecnocracia, cultura del esfuerzo, etc, etc.
La escasa movilidad social –la propia existencia de clases sociales–, las innumerables injusticias, la opresión de millones de trabajadores, la desesperación de millones de desempleados, etc, etc, bajo esta nueva luz, es el justo resultado del valor y el esfuerzo individual.

Las ideas, como heurísticos, también nos hacen abrazar con entusiasmo políticas cuyo alcance u objetivos desconocemos; Žižek de nuevo:

[T]he same goes for liberal-capitalist violence, of course—I have written many pages on the falsity of humanitarian interventionism. One does not need to know the brutal reality that sustains such interventions, the cynical pursuit of economic and political interests obfuscated by humanitarian concerns, to discern the falsity of such interventionism—the inconsistencies, gaps and silences of its explicit text are tell-tale enough. (…)

[o]ne should analyze the depoliticized humanitarian politics of “Human Rights” as the ideology of military interventionism serving specific economico-political purposes. (…)

Sin ideología no veo posible una oposición coherente a los valores, la moral, ni la política hegemónica; es por ello que, en mi caso concreto, me siento totalmente ajeno a muchos movimientos alternativos.

Anuncios